EN DIOS CONFIAMOS

Cuando las cosas marchan bien: cuando hay buena salud, buenos ingresos, descanso y una buena pensión. Y buenos hijos... es fácil decir en Dios confiamos, pero cuando las cosas se ponen contrarias... no es tan fácil decir eso...

En Dios confiamos

confiar

Jeremías 17:7-8
17:7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. 
17:8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto. 

La soberanía.. significa que Dios reina, sobre todo.

Salmo 115: 3
Nuestro Dios está en los cielos; Todo lo que quiso ha hecho.

obradesusmanos









Isaías 43:13
Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará? 



Isaías. 46:10
que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 

ensusmanos

Los secretos divinos dirigen el cosmo
Jesús ante Pilato… “ninguna autoridad tendrías contra mí, si no fuera dada desde arriba”.

Cabellos contados... Mateo 10:
10:29 ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre.
10:30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados.
10:31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Las prioridades son de Dios
Cuando pasan cosas aparentemente malas… el problema radica no en la bondad de Dios. Sino en la prioridad que nosotros tenemos. “Nosotros queremos: buena salud, buenos ingresos, descanso y una buena pensión. Y buenos hijos”. Nuestra máxima prioridad es cuidar de nosotros mismos.

En cambio, la prioridad de Dios. Es Dios.
¿Por qué existen los cielos?
Salmo 19:1
19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

¿Porque pasa la gente por pruebas? Para QUE DIOS MUESTRE SU PODER.
Isaías 48 : 9-11
48:9 Por amor de mi nombre diferiré mi ira, y para alabanza mía la reprimiré para no destruirte. 
48:10 He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción. 
48:11 Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la daré a otro.

Eclesiastés 7:14
7:14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él. 

Y toda prueba es para mostrar su gloria y su poder (Esto significa que Dios tiene el control de todo lo que te
pasa)

La muerte de Lázaro... Juan. Capítulo 11:1- 44.
11:1 Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana…

Ninguna lucha se pondrá en tu camino sin contar con su propósito, su presencia y su permiso. Nunca serás víctima del caos ni presa del destino.

hornodefuego

Dios nunca te abandonará. Isaías 43: 2-3.
Sadrac, Mesac y Abed-nego (el horno de fuego)
Daniel 3:20-30
3:20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. 
3:21 Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo. 


3:22 Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego. 
3:23 Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. 
3:24 Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. 


3:25 Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. 
3:26 Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego. 
3:27 Y se juntaron los sátrapas, los gobernadores, los capitanes y los consejeros del rey, para mirar a estos varones, cómo el fuego no había tenido poder alguno sobre sus cuerpos, ni aun el cabello de sus cabezas se había quemado; sus ropas estaban intactas, y ni siquiera olor de fuego tenían. 


3:28 Entonces Nabucodonosor dijo: Bendito sea el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego, que envió su ángel y libró a sus siervos que confiaron en él, y que no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro dios que su Dios. 
3:29 Por lo tanto, decreto que todo pueblo, nación o lengua que dijere blasfemia contra el Dios de Sadrac, Mesac y Abed-nego, sea descuartizado, y su casa convertida en muladar; por cuanto no hay dios que pueda librar como éste. 
3:30 Entonces el rey engrandeció a Sadrac, Mesac y Abed-nego en la provincia de Babilonia.

Dios controló todo, hasta el último momento.
Sabes, Dios no ha cambiado, Él sigue teniendo el control. Confía en él de todo corazón y él hará.

Dios
Apacienta mis ovejas

Arriba

Recolectamos cookies... mas información